Montehano [II]

by

Considerado sagrado en la antigüedad su nombre viene determinado por su característica fisonomía cónica de contornos circulares. El nombre de Hano podría derivar del latín anus-i (anillo o aro). Dicho topónimo se extiende por diversos lugares de Cantabria que guardan en común una forma circular. Otra posible acepción es fanum-i (templo o lugar sagrado).

La religión de los cántabros antiguos confería un carácter sagrado a los árboles y bosques. No sería muy descabellado pensar que en su cima pudiera haber existido un castro cántabro, sobre cuyos vestigios se asentaran una fortificación medieval que en la actualidad se encuentran en ruinas. Los orígenes del castillo se remontan al siglo XIII, revelándose en las citas más antiguas que el propietario y edificador del mismo fue don Diego López de Haro (1243-1254). Su estratégica ubicación fue aprovechada por la familia Haro, señores de Vizcaya; que ejercieron desde aquí su control feudal. Sin embargo, desde principios del siglo XVI, el castillo conocerá una progresiva ruina, aunque tuvo un cierto uso durante la Guerra de los Cien Años (1618-1648).

Sin embargo, estas ruinas gozan de la protección que supone su declaración como monumento en 1993. También es posible que los romanos levantaran un templo y dedicaran un ara al dios Jano en la misma cima.

Una singular especulación a cerca del castillo procedente de una investigación llevada a cabo por don Javier Marcos Martínez basado en el trabajo del arquitecto Antonio Zabaleta fue el siguiente extracto de La historia de monte Hano:

 “En Escalante hablan de un castillo en el Monte Hano que dicen se cree fundación de los Duques de Cantabria y suponen de don Pedro, yerno de don Pelayo”. Pero bien nos apostilla Marcos Martínez: “Desde el siglo XVI existe en Trasmiera una tradición, por la que los señores de Ceballos, [el Almirante señor de Escalante, dueño en su día del Castillo] se decían descender de los Duques de Cantabria”.

Se especula con la posibilidad de que en su día hubo calzadas romanas (la simbólica “Vía Agrippa”), que bajaba por la ladera norte hasta un puente romano o medieval. De hecho, este puente realmente existio, pues muchos vecinos de la villa aun lo recuerdan, aunque ruinoso, fue demolido alla por los años 70. Tambien podemos ver todavia, los restos, casi inactos, del antiguo muelle ubicado detras del Convento. 

A Montehano también se atribuyen un compendio de leyendas como el supuesto tesoro en un subterráneo del castillo o el supuesto faro que ocupo su cumbre.

Fuentes consultadas:
La Historia de Monte Hano (Escalante-Cantabria) por Javier Marcos Martinez. Ed. 1992
Catalogo Monumental del Municipio de Escalante por Miguel Angel Aramburu-Zabala. Ed. 1997
Archivos Municipales del Ayuntamiento de Escalante
Imagenes obtenidas de diferentes fuentes y propias.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: