Archive for 16 octubre 2007

Comentario al tema de La Rivera

16 octubre 2007

Bueno, por su extensión, me permito la licencia de mover este comentario y añadirlo como articulo.

El comentario ha sido escrito por guillermo1975escalante, Octubre 16th, 2007 at 5:12 pm

Dice así

” Bueno, será esta mi primera exposición pública de opinión en un foro de este tipo y, como primera vez que es, creo que sería injusto no agradecer al promotor de la idea, ese incansable creador de iniciativas informáticas que es Javi, que nos brinde esta oportunidad, tanto a mí como a todo aquel que quiera sumarse al proyecto. Porque en esa posible suma de opiniones, en la libre divergencia, o convergencia, que no todo ha de ser contraposición de puntos de vista, siempre dentro del respeto, será donde encontremos un verdadero significado y un beneficio real a esta iniciativa.
Personalmente, creo que si consiguiéramos, entre todos, generar un foro de debate sereno, sin rencillas personales ni continuos referencias al pasado familiar, tan típicas, por desgracia, en nuestro pueblo, estaríamos demostrando que, al fin, en nuestra tan querida Villa se está alcanzando un grado de madurez impensable hace unos pocos años. Todos somos un ente individual, autónomo, con sus propias ideas y proyectos, por eso, nadie tiene que purgar pecados cometidos en el pasado por familiares que, en muchos casos, ni se ha llegado a conocer. Aparte que, todos sabemos, la leyenda nunca se ajusta a la realidad que se produjo en un momento determinado. Ya dijo Victor Hugo que “…en las poblaciones pequeñas, muchas son las bocas que hablan y pocas las cabezas que piensan.” Hagamos un esfuerzo todos por superar eso y hablemos, debatamos con libertad de las cosas que pasan en nuestro pueblo. Ahora bien, por favor, no caigamos en la clásica historia de que tu tío-abuelo era rojo y el tuyo le robó un metro de prado a mi bisabuelo por una vaca que se comió un día para merendar en bocadillo y que era del padre de fulanito y no suya. No dejemos que esas viejas historias, en mi caso nunca creídas, de nadie, influyan para posicionarnos de una determinada manera en función de quien sea el que exprese cierta opinión.
Dicho esto, y centrándome en la exposición de Javi, he de decir que comparto esa pena por la pérdida de un lugar que ha sido emblemático para varias generaciones del pueblo. En mi caso, fue el lugar donde comenzamos con ese Torneo de Futbito que tantas pasiones generó, que todos los meses de agosto convertía esa pista y lo que en ella sucedía en el centro de la vida de nuestro pueblo, y que tantas alegrías y sinsabores nos dejó en la memoria. Ha sido también el lugar donde he pasado horas y horas jugando a los bolos, con mi padre, con mi hermano, con mis amigos. Ha sido el lugar donde se han celebrado campeonatos de Cantabria, de España, por donde han pasado las futuras figuras del mundo de los bolos. Ha sido donde hemos visto jugar las fases finales de un campeonato a un chaval de casa, a Rubén, el hijo de Yoli y Manuel. Y ha sido el lugar donde han sucedido miles y miles de cosas, unas buenas, otras no tanto, y que, ahora, parece que va a desaparecer definitivamente. ¿Si no llega existir ese parque no hubieran ocurrido todos estos acontecimientos? Probablemente, hubieran tenido lugar en cualquier otro sitio de “La Villa”, como llaman en los barrios al casco urbano. Si de una cosa se puede vanagloriar Escalante es del carácter emprendedor de sus gentes. Siempre hemos sido pioneros en todo: Cabalgata, Comisión de Fiestas, Torneos de Futbito, Danzantes… Siempre hemos sido, y en algunas cosas seguimos siendo, el ejemplo a seguir para los pueblos colindantes. Una pena que esas rencillas, esas envidias de las que hablaba antes, no hayan dejado que evolucionaran y crecieran con más fuerza todos esos proyectos.
Pero aunque haya un poso de pena por la pérdida de ese lugar, la reflexión fría me lleva al segundo punto del razonamiento de Javi y ahí es donde está la parte positiva de toda esta historia. Creo que todos deberíamos sentirnos alegres de que esto nos vuelva a demostrar que en esta vida, y en esta sociedad, hay Justicia. Si, hay Justicia. Y la hay, con mayúsculas, porque, a pesar de la lentitud de nuestro sistema judicial que, para evitar en lo posible el daño a un supuesto inocente, ofrece posibilidades casi infinitas de revisión para las sentencias con el consiguiente retraso en su ejecución, al final alcanza a todos. Debería reconfortarnos esa idea. Aunque, a veces, la propia Justicia nos parezca injusta, no lo es. Únicamente aplica la ley de la que nosotros mismos nos dotamos por medio de nuestros representantes. O sea, que tenemos la ley que hemos ido forjándonos. Y esa ley, que se supone aceptada por la totalidad o, al menos, una mayoría de la población, ha de ser respetada por todos, incluidos los ayuntamientos. Y, en este caso, lo que sucedió fue que un ayuntamiento no quiso respetar, no solo una legislación establecida, sino también una orden ministerial del año 1985 en la que prohibía ese relleno.
Hagamos un poco de memoria para que el tiempo no distorsione la realidad. Este asunto no fue un problema de pájaros, ni de ecologistas, ni de gente de mal vivir sin otra intención que fastidiar la vida y el futuro de un pueblo hipotecando su desarrollo, no. Fue el de la invasión de una administración del espacio territorial de la otra. Yo, sin ser un experto en leyes, creo que sería una cosa parecida a lo que hemos tenido que sufrir por parte del ayuntamiento de Argoños o del de Bárcena de Cicero, que han dado licencias de obra en terreno de nuestro pueblo. Esto fue una cosa parecida. El Ayuntamiento de Escalante rellenó un terreno que no era suyo. El problema no surgió porque hubiera dos patos que tenían allí un nido y para salvaguardar su hábitat, vino un ecologista trastornado y se plantó en el juzgado para denunciarlo. Fue porque el Ayuntamiento invadió un terreno que era de Costas, o sea, del Estado, con la correspondiente respuesta de este. Al hilo de esto, tampoco estaría mal que pensáramos en un modelo de desarrollo que nos permita mantener la convivencia con el Medio Ambiente. Los que sean católicos creyentes, debería leer las cosas que ha dicho Ratzinger no hace mucho sobre la obligación que existe en cada ser humano de respetar a la naturaleza, pero eso lo dejaremos para otro día. A lo que íbamos, el Ayuntamiento de Escalante, siguió rellenando una marisma que, además de no ser suya, de habérsele denegado el permiso para ese relleno por la orden ministerial de la que hablábamos antes, estaba protegida por la ratificación por parte de España en el año 1982 del Tratado de Ramsar, quedando derogadas automáticamente (los tratados son de aplicación interna inmediata) políticas y normas tradicionales que incentivaban la desecación de humedales (la legislación vigente desde 1918 atribuía la propiedad de la tierra a quien convirtiera una marisma en terreno agrícola), por la Ley de Aguas del año 1985, con su política de conservación de humedales, y por todas las demás normativas que la entrada en el año 1986 en la, por entonces, CEE, obligaba a instaurar de forma inmediata.
Y es que, este relleno, al Gobierno de España, le pudo costar caro. El Tribunal de Estrasburgo llegó a amenazar al Estado Español con una multa multimillonaria si no respetaba la integridad de esos humedales que nuestro propio Estado se había comprometido a respetar desde el mismo momento en el que se convirtió en firmante de los convenios referidos.
Para rematar todo esto, en el año 1999, el Tribunal Supremo confirmó la buena actuación del Estado al no dar permiso en su día para realizar ese relleno. Con lo cual, sumada esta afirmación a la sentencia del Tribunal de Estrasburgo del año 1993, en la que se da un tirón de orejas al Reino de España, ambas, hacen imposible una hipotética legalización de ese relleno.
No se si me he explicado con claridad, si alguien tiene alguna duda que me pregunte por la calle o que se de un paseo por el Google. En Internet está todo.
Decía Javi que no es momento de buscar culpables. En eso no estoy tan de acuerdo. Alguien debería asumir las responsabilidades de este desastre continuado que puede dejar al pueblo sin uno de sus lugares de ocio y sin muchos cientos de miles de euros que sumar a otros cañones que tenemos por ahí sin pagar. Sin embargo, las consecuencias las vamos a pagar los vecinos que, también tenemos nuestra parte de culpa, porque, como decía al principio, nos dotamos de unos representantes que no defendieron nuestros intereses de la manera conveniente. Quizá sea la penitencia que debamos pagar por aquella equivocación. Por eso, y solo por eso no tenemos parques como Ampuero, Ramales, La Cavada…Igual es porque allí se hicieron las cosas bien, no como en nuestro pueblo. Y si el relleno se ha de levantar, sea, y si yo he de quedarme sin jugar a los bolos, sea también. Ahora, no intentemos suavizar la realidad ni busquemos culpables de esta situación entre los que denunciaron la ilegalidad. Culpemos más bien a los que la cometieron, a sabiendas de que no actuaban correctamente, y nos llevaron a esta situación. Creo que sería lo justo, aunque, muchas veces hagamos lo contrario y matemos al mensajero.
Un saludo a todos.

P.D. Tras todo esto, me surge una pregunta. Si el relleno se levanta y la marisma vuelve a sus orígenes, a los lindes primitivos de aquellos terrenos, ¿Qué va a pasar con esas viviendas que se apropiaron de un terreno que hace 20 años no existía, que hace diez era el camino que iba por detrás de la portería del campo de fútbol y ahora es parte de ellas, y a las que el agua de la mar les entrará hasta salón de casa? ¿Qué va a pasar con ellas? Es solamente una pregunta que me planteo yo. A ver si alguien me la puede contestar. “

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: