Archive for 24 enero 2010

Que se pongan las pilas ya!

24 enero 2010

La semana pasada la prensa regional volvía a dedicar sus páginas a informar de la paralización de los trabajos de levantamiento del parque de la Ribera. Por todos es conocido que tiene su origen en el descubrimiento de fenoles, un contaminante muy peligroso al contacto con los líquidos que sería fatal si se filtrase a las aguas de la marisma.

No quiero entrar en demasiadas consideraciones de si el proceso de levantamiento iniciado por Costas es el adecuado o no. Desde mi punto de vista ha sido un cúmulo de errores desde el principio, ocultando el proyecto a los vecinos hasta el último día y obviando trámites tan importantes como unas catas adecuadas sobre el terreno. Sólo esto sería suficiente para pedir responsabilidades políticas de alcance, pero el escenario del crimen es Escalante. Demasiado pequeño, pocos habitantes y mal avenidos. Si fuese en cualquier otro municipio de diez mil habitantes para arriba otro gallo hubiera cantado.

Reitero que no quiero entrar en el estado actual de la cuestión porque lo considero un tema acabado. Se levantará, antes o después, con o sin fenoles. Es un viaje sin retorno posible. Olvidémonos de toda esperanza y preparémonos para afrontar el futuro, que es el objetivo de mi exposición.

A finales de 2010 Escalante no tendrá parque ni zona de ocio para los más pequeños, los jóvenes y los mayores, y lo que es peor, no tendrá a corto plazo ninguna alternativa creíble. Ante esta situación, no queda otro remedio que mirar hacia la Casa Consistorial y preguntarnos por la actuación en todo este proceso de la actual Corporación. En mi opinión el panorama es desolador.

Se empieza por un alcalde en una actitud totalmente pasiva, a verlas venir, hundido en su melancolía. Carente de liderazgo para sentar a todos los grupos políticos y buscar una alternativa al parque que satisfaga a todos. Un alcalde cansado, con un proyecto agotado y unos concejales incompetentes. Sin capacidad de reacción al fracaso electoral sufrido en los últimos comicios, y temeroso de los problemas judiciales que tiene que enfrentar en los tribunales durante este año como consecuencia de varias denuncias urbanísticas.

Luego está el PP, que comenzó liderando el proceso de movilizaciones pero que se ha quedado ahí, esperando paciente y calculadamente que el alcalde se cueza en su propio caldo, cuando no hay que olvidar que ellos son los herederos políticos, los cachorros de los responsables de todos los desaguisados que hoy preocupan al pueblo: el parque, Las Torres… Aquellos dinosaurios pintan mucho todavía, y si no el ejemplo le tenemos en una de las primeras reuniones que hubo en el ayuntamiento, donde tras unas tímidas intervenciones de los actuales concejales hablaron los que realmente mandan y dirigen desde atrás el cotarro. Demasiado cinismo para creer en ellos.

Y por último está el PSOE local, con un representante ausente que tiene el récord de inasistencia a plenos durante la presente legislatura, y que sigue enrocado en ver como única alternativa la compra de la casa y huerta de Agüero como solución, sin pararse a pensar la hipoteca para varias generaciones que supondría semejante desembolso económico para las arcas municipales. Su actual propietario trascendió hace algún tiempo que lo compró por setenta millones de los de hace más de diez años, y a ello hay que sumar lo que costaría su rehabilitación integral, incluyendo los edificios del conjunto que pegan a la marisma, que están protegidos por Costas y que habría que ver si éstos acceden a autorizar las obras. Ya sé que se dice que luego otras Administraciones colaborarían en esta actuación, pero lo mismo dijeron cuando declararon la Reserva Natural en 1992 y lo único que han dado hasta ahora al pueblo es un molino a medio hacer que todavía no ha entrado en funcionamiento y que encima lo tuvo que comprar el ayuntamiento.

Ante este panorama, me pregunto en qué está pensando esta gente. No se dan cuenta que los vecinos y los que sin tener nuestra primera residencia en Escalante nos consideramos escalantinos, entre los que me incluyo, lo que verdaderamente queremos es piensen por una vez en los vecinos y no en ellos, que nos den una alternativa creíble a corto plazo para no ser el único pueblo de la zona sin área de ocio, deportiva y de esparcimiento. No creo que sea tan difícil encontrar una ubicación idónea y accesible económicamente.

Creo que la gente de Escalante tiene la obligación de exigirles responsabilidad, que se dejen de menudeos y cálculos políticos, y de echarse la culpa unos a otros. Y eso tenemos que empezar a decírselo ya, en cualquier ocasión que tengamos: en la calle, en el bar, a la salida de la iglesia, en el súper… Hay que forzarles a parir una solución y ellos, como representantes públicos, tienen el deber de dejarse la piel en estos casi dos años que quedan hasta las próximas elecciones y ofrecer una salida. Y si no son capaces de ello que cojan la maleta y se vayan para casa, que no esperen a los programas electorales del 2011 para esbozar sus ideas al respecto. Que lo hagan ya, que no pierdan más el tiempo. Los buenos gobernantes de demuestran en las situaciones difíciles, y esta es una de ellas. Quizá la encrucijada más importante en la que se ha encontrado Escalante en los últimos años.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: